Open/Close Menu Alain Daniélou official site


BIOGRAFÍA MUSICAL
Alain Danielou atraviesa el siglo de una forma muy curiosa. Su padre, amigo de Aristides Briand, será a menudo ministro, su madre es fundadora de colegios religiosos de enseñanza, su hermano llegará a ser cardenal. Empieza por mezclarse en los medios artísticos y musicales de los años 30 en Paris donde traba amistad con Maurice Sachs, Henry Sauguet, Jean Cocteau y Pierre Gaxotte tras haberse dedicado a la pintura, tomado clases de danza con Legat, de canto con Panzera y de composición con Max d’Olonne. Durante un viaje que hace a Afganistán, descubre la India, conoce a Rabindranath Tagore y, fascinado por este país, decide instalarse en Benarés en 1937. Allí se quedará más de quince años, en el curso de los cuales se convertirá al hinduismo, estudiará el hindi, el sánscrito, la religión, la filosofía y también la úsica, tanto en el plano práctico (toca el Vina) como en el teórico. Se interesa, asimismo, por la simbología de la arquitectura y de la escultura india.
A su regreso a Europa en 1958, se convierte en un ardiente defensor de las tradiciones musicales cultas de los paises orientales y luego crea, en Berlin y en Venecia, dos institutos encargados de la conservación y difusión de estas tradiciones. Consejero del Consejo internacional de la Música, es el fundador de las colecciones de discos de músicas tradicionales de la Unesco. En 1971, dona su biblioteca a la Fundación Cini.
Este importante fondo bibliográfico encuentra por fin un puerto seguro tras haber seguido la vida nómada de su propietario durante más de medio siglo. Retirado en Italia en 1980, continúa escribiendo y también pintando. Su abundante bibliografía reagrupa obras fundamentales sobre la India en los campos de la teoría musical, el arte, la historia, la sociología y la religión. Su autobiografía “El camino del laberinto” ha sido publicada en Francia en versión completa (Le Rocher, 1993).

BIOGRAFÍA GENERAL
Alain Danielou nació en Neully-sur-Seine (Paris) el 4 de Octubre de 1907. Su madre Madeleine Clamorgan, descendiente de una familia muy antigua de la nobleza normanda, católica ferviente, funda una orden religiosa y las célebres instituciones de enseñanza “Santa María”; su padre, hombre político bretón, anticlerical, es ministro en repetidas ocasiones. Su hermano, que ingresa en el clero, fue nombrado cardenal por el papa Pablo VI.

Alain Danielou pasa la mayor parte de su infancia en el campo con sus preceptores, una biblioteca y un piano. Descubre entonces la música y la pintura. Luego se va a Estados Unidos (universidad de Annapolis). Vende sus pinturas, toca el piano en los cines durante la proyección de las películas mudas. A su regreso a Francia, estudia canto con el célebre interprete de lieder Charles Panzera, danza clásica con Nicolas Legat (el maestro de Nijinski)y composición con Max D’Olonne. Asímismo, da recitales y expone sus cuadros.

Tremendamente deportivo, Alain Danielou fue campeón de canoa. Hábil conductor de coches rápidos, realiza en 1932 un viaje de exploración en el Pamir afgano y en 1934 un rally automovilístico Paris-Calcuta. Se aloja en casa de Henry de Monfreid en su feudo de Obock en el mar rojo.De 1927 a 1932, al ser párticipe de la efervescencia artística de la época, conoce a los poetas Jean Cocteau y Max Jacob, al actor Jean Marais, a Diaguiliev, a los compositores Stravinsky, Henry Sauget y Nicolás Nabokov, al escritor Maurice Sachs etc.

Más tarde junto con el fotógrafo suizo Raymond Burnier, se marcha a Oriente, viaja por Africa del Norte, Oriente Medio, la India, Indonesia, China, Japón, para finalmente instalarse en la India, al principio junto a Rabindranath Tagore que le confía misiones para sus amigos (Paul Valery, Romain Rolland, André Gide, Paul Morand, Benedetto Croce) y le nombra director de su escuela de música en Shantiniketan. Después se retira a Benarés a la orilla del Ganges.

Es en Benarés donde descubre la cultura tradicional de la India en la cual se va iniciando poco a poco. Se quedará quince años. Allí, estudia la música clásica india con Shivendranath Basu. Toca el Vina como un profesional. Asismismo, estudia el hindi (que habla y escribe como su lengua materna), el sánscrito y la filosofía con los representantes más relevantes de la tradición. Estos le presentan a un célebre sannyasi, Swamy Karpâtrî del cual traduce algunos escritos y que le iniciará en los ritos del hinduismo shivaíta.

Conocido por el nombre de Shiva Sharan (el protegido de Shiva), en 1949, es nombrado profesor de la universidad hindú de Benarés y director del colegio de música india. Mantiene correspondencia con René Guenon sobre las orientaciones filosóficas y religiosas del hinduismo shivaíta.

Al estar muy interesado por el simbolismo de la arquitectura y la escultura india, cuyos textos estudia, pasa largas temporadas con Raymond Burnier en Khajuraho, Bhuneshvar, Konarak y también en otros lugares menos conocidos de la India central y del Rajputana. Y de esos viajes conservará una documentación iconográfica de más de 7000 negativos fotográficos.

En 1954 abandona Benarés para asumir la dirección de la biblioteca de manuscritos y ediciones sánscritas de Adyar en Madrás. Y en 1956 es nombrado miembro del Instituto Francés de Indología en Pondichery, y más tarde del Colegio Francés de Extremo Oriente del que será miembro de honor desde 1943.

Cercano al movimiento que reclama la partida de los ingleses, traba amistad con la familia de Nehru y en particular con Mrs. Pandit, hermana de Nehru,y con la poeta Sarojini Naidu y sus dos hijas. Toda su simpatía está del lado de los movimientos independentistas. Pero, tras la independencia de la India, cuando el nuevo gobierno se hace cargo de la ortodoxia, se le sugiere que su función sería más útil en Occidente para presentar allí el auténtico rostro del hinduísmo.

De forma que vuelve a Europa y crea en 1963 el Instituto Internacional de Estudios Comparativos de la Música en Berlín y Venecia. Al organizar conciertos para los grandes músicos de Asia y al publicar colecciones de discos de músicas tradicionales con el patrocinio de la Unesco, está en el origen del redescubrimiento del arte musical asiático en Occidente. Con personalidades como el violinista Yehudi Menuhin o el intérprete de sitar Ravi Shankar, su trabajo será decisivo en el reconocimiento de la música clásica de la India no como folklore que es como hasta entonces estaba clasificada sino como un gran arte erudito a la misma altura que la música occidental.

Asimismo, publica obras fundamentales sobre la religión (“El politeismo hindú”) la sociedad (“Los cuatro sentidos de la vida”) la música (“Rostros de la India medieval”, “El templo indio”, “La escultura erótica india”, “El erotismo divinizado”) cuentos (“El ganado de los dioses”, “Los cuentos gangéticos) una historia de la India y un libro sobre el Yoga.

Su cultura doble, que no es una cultura de síntesis, permite a Alain Danielou tener una visión “desde fuera” del mundo occidental que puede sorprender. En dos obras suyas, “Shiva y Dionisos” y “La fantasía de los dioses y la aventura humana”, se ocupa de los problemas de un Occidente a la deriva que ha perdido su propia tradición, al estar alejado el ser humano de la naturaleza y de lo divino. Y nos hace descubrir que los ritos y las creencias del mundo occidental antiguo se acercan mucho al shivaismo y son muy fáciles de explicar con la ayuda de textos y ritos conservados en la India.

Depués de su muerte, fueron traducidas numerosas obras suyas, en concreto al español, japonés, holandés e italiano. Publicó una traducción íntegra del “Kama Sutra”, libro de más de 600 páginas, que ha recibido una acogida muy favorable por parte tanto de la crítica como del público. Durante ese mismo período, se publicarán la mayoría de sus libros en Estados Unidos y en particular “El camino del Laberinto” del que acaba de publicarse una versión actualizada en francés.

En 1987 con motivo de sus “veinte años por cuatro veces”, Paris le festeja organizando en el espacio Pierre Cardin de los Campos Eliseos, un espectáculo en su honor en presencia del Director General de la Unesco y de numerosas personalidades amigas del mundo del arte y de la cultura.

Estos últimos años, Alain Danielou había reanudado su actividad de pintor lo que le permitió presentar numerosas exposiciones de acuarelas en una galería de Saint Germain des Prés en Paris.

Alain Danielou ha colaborado como consultor musical de varias películas, en concreto una de Roberto Rossellini (documental sobre la India) y otra de Jean Renoir (el gran clásico “El río”). Y extractos de discos suyos han sido utilizados por numerosos cineastas y coreógrafos (Béjart para Bahkti entre otros) así como en las televisiones y radios de muchos países.

Adicionalmente, se han realizado tres programas de video: “La voce degli Dei” para la televisión suiza-italiana (Lugano, 1995) “Shiva Sharan” para A.M. Masquin (París 1987) y el programa literario “Apostrophe”.

Alain Danielou era Oficial de la Legión de Honor, Oficial de la Orden Nacional del Mérito y Comendador de las Artes y de las Letras. En 1981 recibió el premio de la Unesco/CIM de la música, en 1987 la medalla “Kathmandu” de la Unesco, era miembro de honor del Consejo Internacional de la Música, Presidente de honor de los institutos de música de Berlín y Venecia y miembro de la Sociedad de Gentes de Letras; en 1989, fue promovido “Personalidad del Año”. En 1991, recibió el premio Cervo para la Música nueva y nombrado miembro de la Academia Nacional India de Música y Danza. En 1992 el Senado de Berlín le nombró Profesor Emérito.

Sus libros han sido publicados en doce paises, en inglés, francés, alemán, italiano, holandés, español, portugués y japonés.

Al convertirse de nuevo en europeo, Alain Danielou dividía su tiempo entre Roma, Lausana, Berlín y Paris, aunque su lugar favorito era una casa grande perdida entre viñedos en las colinas del Lazio, cerca de Roma.

Falleció en Suiza el 27 de Enero de 1994 y como buen hindú pidió ser incinerado.

Alain Danielou era un pensador solitario y no se le puede incluir en ninguna escuela occidental, ni política, ni filosófica, ni religiosa. Asimismo, se oponía a las ideologías más extendidas sobre todo al monoteísmo pero también al marxismo. Y juzgaba con severidad a Occidente. Preocupado por el respeto hacia las razas y las culturas, militaba por una sociedad de castas armoniosa y coherente y rechazaba una democracia igualitaria y niveladora, optaba por la libertad, las diferencias y el pluralismo, y estas son cosas que van a contracorriente de las modas y las consignas actuales. Su obra aporta, sin embargo, ideas originales para atacar problemas a los que Occidente parece incapaz de dar respuesta.

Extremadamente impresionado y absolutamente convencido de la importancia de la cultura y de la religión que transmite el hinduismo, Alain Danielou se ha considerado siempre a sí mismo como un hindú y en su última entrevista declara: “La India es mi verdadera patria”.

Y escribía en el reciente complemento a sus memorias:

“El único valor que no cuestiono nunca es el de las enseñanzas recibidas del hinduismo shivaíta que rechaza cualquier dogmatismo ya que no he encontrado ninguna forma de pensamiento que haya ido tan lejos, con tanta claridad, con una profundidad igual y una inteligencia parecida, en la comprensión de lo divino y de las estructuras del mundo”. BIOGRAFÍA MUSICAL – SU OBRA EN EL CAMPO DE LA MÚSICA Alain Danielou nació en 1907 en Paris de una familia muy conocida en el mundo de la política de la educación y de las letras: su padre, amigo de Aristides Briand, ostenta el cargo de ministro en numerosas ocasiones, su madre es fundadora de escuelas religiosas de enseñanza, su hermano, que más tarde será cardenal, traduce al latín un texto de Jean Cocteau para el “Oedipus Rex” de Stravinsky.

Dueño de un gran talento musical, Alain Danielou comienza a estudiar piano a la edad de doce años. Estudia canto con Charles Panzera, cuya perfección de estilo y dominio técnico serán alabados por oland Barthes, y composición con Max d’Olonne, compositor redescubierto gracias a una serie de conciertos recientemente emitidos por la radio francesa.

Muy pronto, Alain Danielou se interesa por las músicas extra-europeas. En 1929 recibe una beca para el estudio de la música tradicional argelina. Es entonces cuando desarrolla una teoría sobre la relación entre los factores numéricos y la expresión musical que expondrá más tarde en numerosos libros como el “Tratado de musicología comparada” o la “Semántica Musical”. En 1936, tras pasar una primera temporada en la India, se hace construir para su trabajo de análisis musical, por Maurice Martenot, un teclado afinable que indica las frecuencias de los intervalos. Este instrumento único está depositado en la asociación para la Difusión y el Desarrollo de las Ondas Martenot.

A partir de 1932, pasa muchas temporadas en la India, principalmente en Shantiniketan, la institución de Rabindranath Tagore en Bengala quien le nombra Director del Departamento Musical. Aprovechará esa estancia para anotar varias melodías compuestas por el poeta y realizará una versión para voz y piano publicada por Ricardi. Una nueva edición que incluye las traducciones inglesas y francesas de estos cantos está a punto de salir.

En 1937 se instala definitivamente en Benarés donde, a lo largo de seis años, estudia la Vina con el maestro Shivendranath Basu. Y con él anotará los detalles del Raga, formas musicales que publicará en su obra Northern Indian Music, obra de referencia en ese campo.

En 1945, Alain Danielou es nombrado Director Adjunto del Colegio de Música de la Universidad hindú de Benarés con el título de Profesor. Con un grupo de letrados, empieza entonces a hacer copias de todos los manuscritos sánscritos sobre teoría musical que existían en las bibliotecas públicas y privadas de la India. Está colección única se encuentra en la actualidad en la Fundación Giorgio Cini de Venecia.

En 1954 deja Benarés por Madrás donde asume durante dos años la dirección de la biblioteca de manuscritos y ediciones sánscritas de Adyar. En 1956 es nombrado miembro del Instituto Francés de Indología de Pondichery y del Colegio Francés de Extremo Oriente. Publica numerosas traducciones de textos sánscritos sobre música, en particular el Gitalamkara, la obra original del Bharata sobre la Música y los Textos de los Puranas sobre la Teoría Musical.

Consigue, asimismo, los primeros aparatos americanos de grabación en cinta abierta. Constantin Brailiou, en el período en el que Alain Danielou colabora en su antología de discos, le recomienda a un joven técnico, Stéfan Kudelski quien, en Lausana, creó un aparato portátil de alta calidad. De este modo, Alain Danielou obtendrá uno de los primeros Nagra de manivela. Se lanza entonces a grabar la música tradicional en la India y luego en Cambodia, Laos, Irán, Afganistán, Japón etc. , y publica en Ducretet-Thomson (1962) la primera antología de música clásica india, donde figuran Ravi Shankar y Ali Akbar Khan.

De regreso a Europa, Alain Danielou crea los Institutos de Música Comparada de Berlín (1963) Y Venecia (1969) para dar a conocer en Occidente a los grandes músicos de Asia. Publica “La Situación de la Música y de los Músicos en los Países de Oriente”, “La Música India y su Tradición” y “Dhrupad”. Reune a muchos musicólogos de gran renombre en numerosos congresos internacionales, hace publicar obras sobre las teorías musicales asiáticas, organiza la visita por primera vez en Occidente de músicos y bailarines como el Kathakali y los hermanos Dugar, entre otros. Y sobre todo, edita, con el patrocinio de la Unesco y en colaboración con el Consejo Internacional de la Música, del que es consejero, las famosas colecciones “Antología Musical de Oriente” en Alemania (Bärenreiter-musicaphon) “Las fuentes musicales” en Holanda (Philips) y “Atlas Musical” en Italia (EMI), colecciones que han recibido numerosos premios y reconocimientos en distintos paises y han sido reeditadas en la actualidad en discos compactos (Auvidis, Paris).

En 1981, Sir Yehudi Mehunin le entrega el premio Unesco-Cim de la Música. En 1987, recibe la medalla Kathmandu de la Unesco y, en 1991, el premio Cervo de la música nueva “en reconocimiento de su obra en los campos de la etnomusicología, de la filosofía, de la psicología, de la psico-acústica, de la ingüistica y de la cibernética, al aportar impulsos fundamentales a la música nueva de la segunda mitad del siglo XX”.

Es nombrado miembro asociado de la Academia Nacional India de Música y Danza en el año 1991 y, en 1992, profesor emérito del Senado de Berlín.

Según la teoría que Alain Danielou expone en su libro “Semántica Musical”, Kudelski había construido en 1979 el prototipo de un instrumento que permitía tocar con una precisión absoluta cincuenta y dos intervalos que corresponden a valores expresivos dentro de la octava. Este instrumento, el S52, estaba concebido principalmente para el estudio y la medición de los intervalos. Otro instrumento, el “Semantic”, basado en el mismo principio, está en proceso de fabricación por dos técnicos franceses, Michel Geiss y Christian Braut. El Semantic será un instrumento de música pero hasta la fecha, nadie ha escrito en este nuevo sistema de anotación y ningún interprete sabe tocar en este nuevo teclado. Compositores tales como Sylvano Bussotti, pero también terapeutas musicales, están muy interesados en este nuevo instrumento.

Alain Danielou murió el 27 de Enero de 1994 sin ver la realización final de este trabajo.

Translation : Maria Amezúa


© FIND Foundation

design: Takk.studio - development: Archipel Studios

error: Content is protected / Contenu protégé